El Amor Extravagante de Mamá

Escrito por Zulema Peñalba

Dios pudo haber diseñado cualquier sistema  para que un bebé fuera criado, sin embargo, creó a un ser idóneo para amarlo de manera especial… creó a la mamá.  Cuando esa fuente de amor en la mamá viene del Padre Celestial, ese amor se convierte en uno fuera de lo común, fuera de este mundo, un amor extravagante que cumple las siguientes funciones: 

1)      Nutrir:

Las mujeres hemos sido diseñadas biológicamente para nutrir; nutrimos a nuestros hijos cuando se están formando en nuestro vientre, cuando los amamantamos, o cuando independientemente de su edad, los alimentamos.  ¡La verdad es que pareciera que, en los hogares latinos, siempre hay una mamá queriéndonos meter comida!

De esa misma manera, las mamás nutrimos emocionalmente a nuestros hijos.   Nutrir significa afirmarlos con palabras de admiración y honra; significa mostrar afecto con expresiones de amor y cariño; hacerles sentir que son especiales, amados y valorados.  Es la expresión de cuidado. Simboliza amor, seguridad, protección, hogar, y aprobación- que son ingredientes vitales para un niño.  Cuando una mamá es afectiva con sus hijos, está haciéndoles sentir que son importantes para ella y que serán cuidados y protegidos por ella.

Cuando los hijos no son nutridos emocionalmente, se observa una anemia emocional, su crecimiento y madurez se estanca; trayendo consecuencias terribles que pueden permanecer inclusive en la vida adulta; adultos que caminan por la vida con temor, con un vacío en su corazón, con inseguridad y con debilidad en su carácter y auto estima.

 Si hay algo que toda mamá entiende es que a medida que el bebé va creciendo, sus necesidades alimenticias van cambiando.  Hay una mamá en la biblia que lo refleja muy bien, Ana, la madre del profeta Samuel que cada año le hacía una túnica especial a su hijo porque sabía que la anterior ya no le serviría.   Como mamás necesitamos estar pendientes de esas necesidades cambiantes en nuestros hijos, a lo mejor nuestros hijos necesitan la vitamina A de aceptación o la vitamina V de valor.   Tal vez nuestros hijos necesitan el mineral de la Afirmación para saber que son importantes.

2)      Sanar

Es increíble que aun de adulta, cuando he estado en situaciones de peligro o de dolor, la primera palabra que sale de mi boca es “mami”, porque quién no sabe que los besos de mamita tienen un efecto medicinal para sanar toda herida.  Las mamás estamos para besar los corazones de nuestros hijos y muchas veces nos toca acompañarlos en sus propias luchas y procesos dolorosos, con la esperanza que esto los hará más fuertes y mejores seres humanos.  No obstante, lejos del Padre, las mamás no sólo dejamos de sanar, sino que nos volvemos como las causantes de heridas en sus corazones.  Una mamá herida siempre herirá el corazón de sus hijos.  Una mamá que no sana, rechaza, minimiza, juzga, golpea, desvaloriza y destruye el corazón de sus hijos.

3)       Inspirar

 Cuando nuestros hijos están pequeñitos, desearíamos que ellos nunca crecieran para siempre sostenerlos en nuestros brazos; pero a la misma vez, ¡queremos que crezcan para verlos llegar a ser esas personas increíbles y cumplir sus propósitos de vida! ¡La verdad es que  una mamá sostiene a sus hijos en su corazón para toda la vida!  Y la mejor inspiración que podemos darle a nuestros hijos, es viviendo nosotras mismas una vida apasionada por el Señor, es teniendo una vida de fe e intimidad con el Señor; es teniendo una vida de plenitud y abundancia a pesar de las tribulaciones; es conducirlos para que ellos mismos puedan experimentar una relación íntima con su Señor. Las mamás que inspiramos llegamos a ser el viento bajo las alas de nuestros hijos.   El viento que los impulsa a volar, a alcanzar sus sueños, a luchar en la vida a pesar de las desilusiones, pruebas y dolores.

Cuando una mamá está pegada al corazón del Padre, puede manifestar el amor más increíble y extravagante a sus hijos; el amor que nutre sus corazones; el amor que sana sus heridas y el amor que inspira a ser las personas que han sido destinados a ser.

Te compartimos esta canción para que tu corazón sea ministrado por el Amor Extravagante de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s